DESPACHO GRATIS TODO SANTIAGO | VER + DETALLES
member img
member img

Los envases deben limpiarse antes de ser ingresados al proceso de reciclaje, basta con un simple enjuague. La manera más eficiente es desplegando las aletas del envase y luego llenar una pequeña parte con agua para así tapar, agitar y sacar el agua. Finalmente, déjalo secar boca abajo y abierto. No es necesario recortar el envase para enjuague.

Una vez seco el envase, sacar el aire de adentro, dejar bien aplastado y volver a poner la tapa sin aire.

Ahora que el envase está limpio, seco y aplastado, clasifícalo en tu casa antes de llevarlo a un punto limpio/verde o entregarlo a la recolección puerta a puerta de tu comuna, en caso cuentes con ese servicio. Será muy útil guardarlo de esta forma ya que ahorrarás espacio y te permitirá reducir la cantidad de viajes al punto de reciclaje. Te recomendados habilitar un espacio en tu hogar para clasificar los reciclables de manera diferenciada, es decir, destinar contenedores o bolsas para cada tipo de residuo. De lo contrario, cuando entregues los residuos para reciclaje tendrás que invertir tiempo extra en separarlos.

1111